periodontitis

Considerada como una enfermedad dental sumamente común entre los adultos, la periodontitis puede causar que los dientes se aflojen, por lo que atenderla a tiempo es la mejor herramienta que se puede tener para evitar daños irreparables.

Aquí te vamos a contar todo sobre esta condición, pues como en cualquier enfermedad, mientras sea atendida a tiempo podrá tener una solución.

¿Qué es la periodontitis?

Conocida también con el nombre de enfermedad periodontal, es una patología donde los huesos, ligamentos y tejidos encargados de sostener los dientes se inflaman y trae como resultado que las piezas dentales se aflojen y en algunos cuadros más avanzados se caigan.

En muchos casos, los pacientes afectados por periodontitis la confunden con gingivitis, donde la inflamación afecta únicamente las encías. Pero, lo que muchos ignoran es que esta enfermedad es el resultado de la falta de ciudado de la gingivitis.

Causas de la periodontitis

Como la mayoría de enfermedades periodontales, esta se produce como resultado de un acelerado aumento de las bacterias dentro de la boca. 

Se cree que en la cavidad bucal viven alrededor de más de 700 tipos de estas, sin embargo, cuando se mantiene una adecuada rutina de higiene y limpieza dental, se crea una especie de equilibrio, aunque los microorganismos se mantengan no pueden avanzar su daño.

Cuando se tiene poca higiene, estas bacterias crecen y se van multiplicando, acumulándose el sarro y la placa bacteriana a lo largo de toda la boca, incluidas las encías, trayendo como resultado la periodontitis.

Por otra parte, existen otros factores de riesgo, como:

  • Estrés.
  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Sistema inmune deficiente.
  • Enfermedades preexistentes como diabetes.
  • Cambios hormonales.
  • Factores genéticos.

¿Qué hacer en caso de tener los dientes flojos?

Entre las consecuencias que acarrea la periodontitis, la falta de firmeza en los dientes es quizá la que mayor temor causa. Sin embargo, el especialista podrá determinar cuál es el tratamiento más adecuado según el caso en particular, pues es necesario destacar que no todos los cuadros se tratan de la misma manera.

Tratamientos disponibles

Como ya hemos dicho, no todos los casos son iguales. Entre las principales opciones disponibles, el raspado de encías es de los más comunes. Aquí, el especialista se encarga de levantar la encía para raspar el sarro acumulado, evitando de esta manera el avance en la destrucción de los tejidos.

Cuando se trata de cuadros muy avanzados donde el hueso ya se ha visto afectado, puede ser necesaria una cirugía periodontal que incluso podría acarrear injertos de hueso.

Para casos de pérdida de dientes, las prótesis o implantes dentales serán entonces la alternativa más adecuada.

¿Se puede prevenir?

La mejor forma de prevenirla es teniendo una adecuada higiene dental, así como visitas al especialista de manera periódica. Dentro de la rutina de limpieza se recomienda:

  • Utilizar pasta dental adecuada para la sensibilidad.
  • Cepillar los dientes al menos 3 veces al día.
  • Uso del hilo dental.
  • Aplicar enjuague dental especializado.
  • No fumar.
  • Evitar consumir gran cantidad de azúcar.